Las distintas estrategias de salida para tu negocio

Elige la estrategia que mejor se adapte a tu empresa

Las estrategias de salida son algo que todos los inversores de un negocio buscan. Pero aun cuando eres el único dueño, necesitas una estrategia de salida. Para ti, al igual que para cualquier inversionista, las preguntas son las mismas cuando es tiempo de seguir adelante. ¿Cómo vas a sacar tu dinero del negocio? y ¿cuánto dinero vas a obtener?

Tener una estrategia de salida de antemano asegura que te gusten las respuestas a esas preguntas y te da algo de control acerca del futuro de tu empresa. Estas son las seis estrategias de salida que las pymes pueden elegir:

1. Liquidación

Esta es la estrategia de salida de comprar y vender todos los activos de una empresa. Para ganar dinero con este tipo de estrategia, tu empresa debe tener activos valiosos para vender, como terrenos o equipamiento costoso. Y los beneficios de la venta de activos tienen que ir primero a los acreedores.

Aun así, es una opción. Y especialmente para las empresas pequeñas, especialmente aquellas que son  dependientes del desempeño de un individuo en particular, la liquidación es, a veces la única opción, porque no hay nada más que vender. Si estas en esta posición, puede que quieras gastar un poco de tiempo rediseñando tu negocio para que pueda ser operado por alguien más, haciéndolo un negocio que alguien querría comprar.

2. Mantener el negocio en la familia

El sueño de muchos dueños de empresas pequeñas, mantener el negocio en la familia asegura que tu legado siga vivo. Como estrategia de salida puede, puede entregarte la oportunidad de prepararte a tu propio sucesor e incluso quizás darte un poco de continuidad en el negocio.

Por el lado negativo, desarrollar un plan de sucesión familiar puede ser enormemente difícil por las emociones y cuestiones implicadas.

3. Vender la empresa a los empleados

Los empleados actuales y los gerentes pueden estar interesados en comprar tu negocio. Organizar la compra de parte de los empleados puede ser una situacion en la que todos ganan, dado que ellos obtienen un negocio establecido que conocen que ya conocen por completo y tu obtienes compradores entusiastas que quieren ver a tu negocio prosperando.

Una forma de establecer esta estrategia de salida es a través de un plan de accionariado asalariado, un plan de igualdad de acciones para empleados que les permite convertirse en propietarios de una empresa.

Una compra de participaciones de empleados no tiene por qué implicar un plan de igualdad. Puede ser tan sencillo como dejar que uno de tus empleados se haga cargo del negocio.

4. Vender el negocio en el mercado abierto

Esta es la estrategia de salida más popular para las pequeñas empresas. En un momento determinado de tiempo, a menudo cuando él o ella están listos para retirarse, el dueño del negocio pone la empresa a la venta por cierto precio y espera marcharse con la cantidad de dinero que quería por ella.

Si esta es tu estrategia de salida, debieras gastar un poco de tiempo preparando tu negocio para la venta, haciéndolo lo más atractivo a los posibles compradores potenciales.

5. Vender a otra empresa

Posicionar tu empresa para ser una adquisición deseable puede ser una estrategia de salida muy rentable. Las empresas compran a otras empresas por muchas razones, desde usar la nueva adquisición como un camino rápido para expandirse hasta comprar a la competencia y deshacerse de ella.

El truco para el éxito con esta estrategia de salida es apuntar a tus posibles compradores por adelantado y posicionar a tu empresa en consecuencia. Y por supuesto, convencer a tu comprador de que tu empresa vale lo que pides por ella.

6. La OPA (Oferta pública de adquisición)

Aunque no es adecuada para todas las empresas pequeñas, la OPA puede ser una estrategia de salida viable. Hacer pública tu empresa puede ser muy rentable. Sin embargo, dependiendo de cómo se estructure la OPA, quizás puedas o no ser capaz de retirar tu capital en el momento porque quizás los nuevos accionistas quieran ver que todo el dinero producto de la OPA se use para expandir la empresa.

La mejor estrategia de salida

La mejor estrategia de salida es la que mejor se ajuste a tu negocio y a tus metas personales. Primero decide con que te quieres retirar. Si solo es dinero, una estrategia de salida como vender en el mercado abierto o a otra empresa puede ser la mejor elección. Si tu legado y ver a la empresa que creaste crecer son importantes para ti, entonces una estrategia de salida como la sucesión familiar o vender a los empleados sea lo mejor para ti.

Sea cual sea la estrategia que elijas, necesitas comenzar a trabajar en ella. Planear tu estrategia de salida con anticipación te da el tiempo de hacerlo bien y maximizar tu rentabilidad.

Deja un comentario

Los comentarios deben esperar a ser aprobados antes de ser publicados. Espera antes de volver a comentar.