La filosofia secreta del inversionista exitoso

Como los nuevos inversionistas deberían crear sus portafolios

Ya sea que recién te hayas dado cuenta de que necesitas invertir para tu futuro o acabas de terminar la Universidad, puede que tengas la impresión, basada en sitios financieros, periódicos y programas de televisión, de que tu mayor propósito en la vida es tener tanto dinero como sea posible. Eso es una tontería. Esta es la historia real.

Tu meta no es tener tanto dinero como sea posible

Cuando inviertes, tu meta no es apilar más tesoros que tu vecino. En vez de eso, es encontrar el balance real entre satisfacer tus necesidades y deseos hoy y aplazarlas para obtener un mayor pago mañana.

Invertir no puede ser un fin en sí mismo. El propósito principal de cualquier inversión es generar dinero que pueda ser convertido en cosas que valores como servicios (pasto cortado, un entrenador y un asistente personal, llegar a una casa limpia), productos (una televisión de pantalla gigante, un nuevo automóvil, trajes a medida, un reloj fino o un collar de diamantes, o contribuciones a la caridad (construir un ala para el tratamiento del cáncer en un hospital, apoyar con becas de educación o suministrar recursos para orquesta sinfónica favorita).

Esos significa que tú y tu familia deben tomar una decisión acerca de que concesiones están dispuestos a hacer para invertir. Ahorrar cada centavo a costa de las experiencias de vida es tan tonto como no guardar nada para el futuro. Y esta es la clave: Solo tu puedes tomar la decisión acerca de cuál es el balance correcto. Si tienes gustos simples puede que necesites 70.000 al año en ingreso pasivo para hacerte feliz. Si prefieres los decantadores de $3.000 con mango de plata, necesitaras más.

Invertir es algo personal

Nunca he obtenido un salario de alguno de los negocios de los que soy dueño. En su lugar, vivo de mis inversiones personales, pago de regalías, etc. Podría tener un estándar de vida más alto pero prefiero el placer emocional de tener lo mío y verlo crecer, por lo tanto tomo todas las ganancias obtenidas y las reinvierto en expansiones y otras inversiones.

Para algunas personas, esa sería una decisión equivocada. No estoy en lo cierto y ellos no están equivocados. El dinero es personal. Es una herramienta para alcanzar una meta específica. En mi caso es construir un imperio. En tu caso podría ser contar con flores frescas todos los días o usar trajes a la medida.

Siempre y cuando no estés vendiendo barato tus metas a largo plazo a cambio de satisfacción inmediata, necesitas reprogramar tu mente y ser el dinero como nada más que una herramienta para ayudarte a alcanzar las cosas específicas que desees.

El punto es, una vez que te vuelvas independiente financieramente, lo que quiere decir que no tienes que fiarte de un solo trabajo como fuente de ingresos para tu familia, tienes suficientes ahorros en el banco para protegerte durante las catástrofes financieras y no tienes mucha deuda no puedes dejar que otras personas te digan cual es la manera inteligente de usar tu dinero. Una vieja amiga que esta retirada una vez escondió un set de fuentes a su familia porque costaban varios miles de dólares, aun si la hacían increíblemente feliz, tenía una cantidad de dinero considerable e ingresos por pensión que cubrían sus gastos diarios. A quien le importa si otra persona piensa que algo es excesivo. Es tu dinero. Tú te lo ganaste.

Posts Relacionados

Deja un comentario

Los comentarios deben esperar a ser aprobados antes de ser publicados. Espera antes de volver a comentar.