La clave para tu estrategia de marketing son las relaciones con los clientes

Si te pudiese mostrar cómo aumentar tus ventas en un 50% sin aumentar tu presupuesto de marketing ¿estarías interesado? Por supuesto que lo estarías, ¿qué profesional del marketing o dueño de empresa no lo estaría? Para cuando termines de leer esto sabrás como hacerlo.

Tomate un momento y piensa en todos los archivos de clientes inactivos que tienes guardados. Los dueños de empresas a menudo cometen el costoso error de servir al cliente y luego asumir que se quedara con ellos como cliente, sin mantener y hacer crecer la relación.

Un año después, ese emprendedor se está preguntando que ocurrió con ese cliente y donde se fue. ¿Por qué no he oído de el? ¿Se marchó? Si es así, ¿por qué?

Hay muchas razones por las que un cliente o consumidor puede dejarte, pero las que más se repiten son:

  • Porque tu precio era demasiado alto
  • Porque tienen una queja que no has resuelto
  • Se dejaron llevar por la oferta de tus competidores
  • Por que sintieron que a ti no te importaban

Cuando consideras que las dos últimas son por lo general los motivos por los que el cliente no sigue usando tu servicio o comprando tus productos, te encuentras ante un gran obstáculo. Después de todo significa que son clientes inactivos porque sintieron que a ti no te importaban, pero si a tu competidor.

Esto tiene sentido cuando consideras que los clientes a menudo compran tu servicio o producto porque han desarrollado una relación contigo, son dueños de otro producto tuyo o te fueron referidos por un amigo o socio.

¿Por qué las empresas gastan el ochenta por ciento de su dinero de marketing persiguiendo nuevos clientes en vez de nutrir, retener y mantener las relaciones que ya tienen?

Antes de gastar tu tiempo y dinero yendo tras los clientes con los que no tienes una relación actualmente, considera las siguientes estadísticas:

  • Los clientes que repiten gastan un 33% más que los clientes nuevos.
  • Los referidos entre los clientes repetidos son un 107% por ciento más que los que no son clientes
  • Cuesta seis veces más vender algo a un prospecto que venderle lo mismo a un cliente.

Como puedes ver, tu dinero de marketing puede ser de más utilidad si lo usas para construir, nutrir y desarrollar relaciones con tus clientes. Esto no es tan difícil como piensas. Construir esas relaciones solo significa tratar a tus clientes y consumidores como si fueran realmente tus socios estratégicos y mostrarles que realmente te preocupas por ellos. Es importante tratar de satisfacerlos con los productos y servicios correctos, apoyados por la promoción adecuada y en la ubicación adecuada en el momento adecuado. Los clientes pueden detectar fácilmente la indiferencia y la falta de sinceridad y simplemente no la toleraran. Los clientes antiguos y la lealtad es un desafío de largo plazo por el que debes luchar cada día y en toda transacción, sin importar cuán grande o pequeña sea.

Mientras un negocio en fase de crecimiento necesita capturar nuevos clientes de forma constante, el foco y la prioridad deberían ser complacer a tu base de clientes actual. Las empresas que fallan en nutrir y retener su base de clientes fracasan. Además gastaras el doble para ganar nuevos clientes que para mantener a los actuales. También veras limitada tu habilidad de atraer nuevos clientes si no puedes mantener y satisfacer a los que ya tienes.

El trasfondo es que uno de los componentes clave en el marketing y el crecimiento de los negocios es gastar la mayor parte de tu tiempo y esfuerzos en nutrir las relaciones con tus clientes, para seguir haciendo negocios con ellos. Esta estrategia te ayudara a avanzar aumentando tus ventas en un 50% sin aumentar tu presupuesto.

Compartelo




Posts Relacionados


Deja un comentario

Los comentarios deben esperar a ser aprobados antes de ser publicados. Espera antes de volver a comentar.