Consejos de vacaciones para los emprendedores

Cuando trabajas como empleado es tan fácil tomar vacaciones, sabes que están ahí y que no vas a dejar de recibir tu cheque. Siendo emprendedor es distinto, siempre estas ocupado trabajando a toda velocidad, por lo que piensas ¿quién tiene tiempo para tomarse vacaciones? es una frase que se oye a menudo en el mundo del emprendedor.

Riesgos de no tomarse un tiempo libre

Se pierde el foco, se da vueltas en lo mismo y se puede llegar a tomar horribles decisiones. La creatividad se bloquea porque la energía no está fluyendo. O, peor aún, puedes comenzar a sufrir la peor pesadilla para el empresario emprendedor: la fatiga. Aquellos con gran disciplina y balance pueden dejar de leer esto, pero para los que raramente se toman un tiempo para ellos mismos, esto puede interesarles.

¿Por qué es importante? Porque como emprendedor nuestra habilidad más importante y valiosa es nuestra creatividad. Y la creatividad aflora cuando estamos descansados. Es por eso que a veces las mejores ideas se nos ocurren cuando dormimos o en la ducha.

Las vacaciones para el emprendedor

Puede que no tengas el tiempo para tomarte unas largas vacaciones e ir con tu familia en cruceros de lujo o pasar varias semanas en una casa de campo. Aunque eso sería genial de ser posible. Pero aquí hay algunas cosas que no requieren tanto tiempo y que te permitirán descansar sin alejarte de tus negocios.

1. Lee un buen libro: No otro acerca de marketing o liderazgo, sino que uno de ficción. Puede ser algo de Ken Follet por ejemplo o uno de la saga de Harry Potter si es que eres fan. Cualquier cosa que haga que tu imaginación corra libre.

2. Ve a una cafetería: En esos lugares puedes encontrarte y conocer gente interesante. Prefiere alguna cafetería local, algo más cercano que las grandes cadenas.

3. Da una vuelta: Elige un lugar en el que nunca has estado. Puedes tomar el automóvil y conducir a la playa, al bosque, etc. donde sea que te ayude a despejar la mente.

4. Almuerza con un amigo: Aprovecha de conversar de algo que no sea negocios.

5. Ve al cine: Puedes elegir cualquier horario, a las dos de la tarde por ejemplo hay menos gente.

6. Disfruta de algún pasatiempo: Golf, tenis, pintura, jardinería, lo que sea que te agrade, tomate un tiempo para entretenerte con eso.

7. Juega con tus amigos: Elige algún juego de salón divertido. La idea es reírse como niño otra vez.

8. Busca algo de cultura: Algún concierto, un museo, se un turista en tu propia ciudad.

9. Pasa la tarde con tus hijos: Disfruta y juega con ellos.

10. Relájate en un SPA: Toma un masaje y relájate.

Ahora, si estás preparado para tomarte algo más de tiempo piensa en un viaje de una semana con tu familia, algún crucero, lo que te sea posible. Tu mente te lo agradecerá. Y verás cómo las ideas y la creatividad que tanto extrañabas vuelven a ti para sentirte, nuevamente, un emprendedor.

Posts Relacionados

Deja un comentario

Los comentarios deben esperar a ser aprobados antes de ser publicados. Espera antes de volver a comentar.