Consejos de gestion del tiempo para gerentes de ventas

La queja más frecuente de la administración de ventas es que nunca hay tiempo suficiente para hacer todo lo que se debe hacer. Muchos gerentes de ventas trabajan 60 o incluso 70 horas a la semana y aun así sus buzones de entrada están siempre desbordados de tareas urgentes. Si esta es tu situacion, puede que necesites trabajar en la priorización de tus proyectos.

Como gerente de ventas, la mayor parte de tu tiempo debe estar ocupado en la gestión de los vendedores. Esto suena obvio, pero un así los gerentes se ven atrapados en otros proyectos, ya sea un reporte que el CEO necesita en forma urgente, una serie de reuniones con ejecutivos de la compañía o definir los requerimientos para un nuevo CRM. Muchas de estas tareas son eventos que ocurren solo una vez, pero tan pronto como terminas un proyecto, el siguiente aparece en tu escritorio.

Si te estas ahogando en un océano de papeleo, entonces tu jefe puede ser quien necesite un llamado de atención. La mayoría de las empresas generan más reportes y otra documentación administrativa que la que realmente necesitan. Junto a tus ejecutivos de venta puedes identificar muchos procesos no críticos y quitarlos de tu vida. Eso puede hacer una gran diferencia en el tiempo que tienes disponible en la oficina.

Las reuniones son otra pérdida de tiempo potencia. Si, como las mayores de los gerentes de ventas, tienes una reunión semanal con tu equipo, pregúntate si realmente necesitas pasar todas esas horas en una reunión de equipo cada mes. ¿Puedes cambiar a una reunión semana por medio? Si no es así, ¿puedes reducir su duracion delegando tareas a los individuos en vez de discutir interminablemente con ellos? Otros tipos de reunión pueden ser evitados enviando a un delegado que reporte a ti o pidiendo omitir tu presencia si es que sientes que tu contribución no es necesaria.

Gerente de ventas

Tu gerente puede estar costándote una gran cantidad de tiempo pasándote una serie de proyectos críticos. En este caso, intenta explicarle que tu equipo está sufriendo por el tiempo que pasas trabajando en esos proyectos y pregunta si algunos d ellos pueden ser llevados a cabo por otros o simplemente delegados. Si persiste en enviar proyectos aun después de haber acordado disminuirlos, puedes decirle algo como “Tengo la tarde agenda da para ir con Juan y Andrea a la presentación para cerrar un gran trato con la Empresa, ¿debería priorizar tu tarea antes que esta?” Así  tu jefe podrá darse cuenta de que su tarea no era tan urgente después de todo.

Si encuentras que aun tienes más tareas que horas en el día, debes ser implacable en como las priorizas. Las tres tareas más cruciales de la gestión de ventas son la planificación, el entrenamiento y el coaching de tus vendedores, además de ayudar con las ventas estancadas y otros problemas. Las actividades relacionadas a alguna de estas tres áreas deberían ser las primeras en tu agenda diaria, aún si eso signifique que otra tarea termine siendo pospuesta unos cuantos días.

Una forma de mantenerte en la vía es agendar las funciones de administración más importantes con antelación y luego ceñirse a esa planificación. Por ejemplo, puedes decidir que cada miércoles y jueves por la tarde, entre las 14:00 y las 15:00 te reunirás con uno de tus vendedores y revisaras su desempeño reciente. En ese caso, nada que no sea un desastre debería cambiar ese tiempo agentado. Puede que al comienzo sea difícil, pero ver como las ventas de tu equipo aumentan en respuesta a tus esfuerzos será un gran aliciente.

Deja un comentario

Los comentarios deben esperar a ser aprobados antes de ser publicados. Espera antes de volver a comentar.