Hoy en día importar mercadería desde el país asiático es un gran método de ahorro. Todos sabemos que los productos de China son más baratos, dependiendo de la cantidad que compres. Y es que estos productos muchas veces son versiones alternativas de otros productos. La gracia de los productos chinos es que la mayoría de ellos mantiene la buena calidad que los productos originales y en muchas ocasiones poseen la misma tecnología que marcas más reconocidas.

Ejemplo de lo anterior son los teléfonos móviles, televisores, radios, repuestos de autos y electrodomésticos, productos de línea blanca, computadores, entre otros. Estos productos cuestan menos que otras marcas más conocidas y son una buena opción a aquellos que quieren ahorrar siempre y seguir contando con la última tecnología.

Muchos negocios se han atrevido y han aprendido a como importar de China los mejores productos. Solo necesitas iniciar actividades comerciales, algo que puedes hacer simplemente solo con tu cédula de identidad.

¿Quieres comenzar un negocio propio e independiente desde tu casa? Una buena opción para ingresar al mercado de los negocios y las ventas, es el importar productos desde China y luego venderlos en tu lugar de residencia.

Puedes ser tu propio jefe y vender los mejores productos desde la comodidad de tu hogar, promocionándote desde las mismas redes sociales que utilizas a diario.

Barco con mercancia importada desde china

Cómo importar de China y su rentabilidad

Muchas personas prefieren los productos chinos, porque son más baratos que otros. Contar con un proveedor de estos productos en tu ciudad puede ser una gran ventaja. Puedes contar con la mejor tecnología que el este país asiático te puede ofrecer y todo a la puerta de tu hogar.

Negocios locales, en especial aquellos que venden productos varios, como jarrones, vasos, ropas, zapatos, bisutería, ornamentos, sombreros, etc. Todo esto puede ofrecer el gran mercado de China.

Actualmente, todos sabemos que en muchos países el sueldo mínimo que gana una persona común en un trabajo regular, es bastante bajo. Todo esto comparado al coste de vida, puede significar una privación de los deseos e impulsos consumistas que todos tenemos alguna vez. No te prives de comprar lo que desees, ya que siempre podrás encontrar la alternativa de un producto más barato, como es el caso de los que vienen de China.

Aprender a como importar de China es de vital importancia para el dueño de cualquier negocio. Podrías abaratar todos los costos de inversión de tu negocio y el retorno sería mucho mayor. Podrías incluso traer siempre novedades en productos, ya que los chinos son expertos en agregar funciones a productos que ya están creados. Desde juguetes hasta piezas decorativas para el hogar, el mercado asiático posee una gran variedad de productos y tener acceso a ellos es algo que puede resultar muy beneficioso para ti y tu negocio.

Contar con un proveedor en China de productos que vendes o deseas incorporar a tu negocio, puede ser una gran oportunidad de negocio. Cada día sabemos más de personas que están realizando este tipo de negocio y han aprendido como importar de China los mejores productos, de muy buena calidad.

Todo lo que debes saber sobre cómo importar de China

Como todo negocio, no puedes hacerlo a tontas y a locas, sin antes haber estudiado el tema. Pese a que es sencillo, no requiere de gran documentación y que cualquiera puede realizar una comprar desde el país asiático, necesitas saber cuál es la forma correcta de como importar de China.

Como ya dijimos, cualquier persona natural que posea su cédula de identidad y haya hecho la respectiva iniciación de actividades comerciales, puede importar desde China. En línea se ofrecen diversos cursos para lograr manejar todos los aspectos de la importación de productos desde el gran país asiático.

Hemos sabido casos de personas que sin saber bien realizar pedidos y no han sabido identificar bien las empresas a las cuales hacer sus pedidos. Esto puede desencadenar en comprar productos que no se ven igual en persona a lo que viste en el catálogo o lo que es peor aún, la empresa no te envía ningún producto, ya que se trata de una estafa.

Por lo antes mencionado, es que el primer paso para ser exitoso en este tipo de negocio de compra-venta, es fijarte bien en la empresa a la que le estás comprando los productos. Debes fijarte si es fiable y si contiene opiniones de usuarios satisfechos.

China posee unos 1300 millones de habitantes, lo que ha facilitado que la mano de obra sea barata y que los productos que venden posean alta calidad y un bajo costo. Muchas veces el precio más bajo de los productos depende totalmente de la cantidad que deseas comprar. Esta venta se hace en un 100% a través de internet, así como el sistema de pago para realizar tu compra.

Si no estás seguro de la calidad de los productos que deseas comprar, siempre puedes pedir un producto de prueba, algo que tendrá un costo obviamente. Si es una gran empresa la que quiere comprar dichos productos, muchas veces estas muestras no se cobran, todo por la oportunidad de realizar un negocio y un trato con esta gran empresa.

Cuando ya hayas hecho una negociación y si ésta ha salido bien, entonces comienza un largo proceso para ver toda la documentación y si los artículos que quieres adquirir tienen permiso para entrar a tu país de origen. Esto es de suma importancia porque muchas veces, ciertos productos no están permitidos dentro de un país, por ende debes fijarte muy bien en lo que deseas comprar.

Siempre debes informarte de todo lo que te hemos mencionado y asegurarte que manejas bien el idioma en inglés, ya que las negociaciones ocurren en su mayoría en este idioma.

Saber cómo importar de China es un proceso, fácil, pero no rápido. Debes asegurarte de contar con los seguros correspondientes y manejar bien los costos del envío por barco de los productos que deseas comprar. Importar de China puede ser una gran oportunidad de negocio y nosotros sabemos de esto.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Imagenes y Oraciones Cristianas Copyright © 2014.