Como exportar hacia China

¿Quién no querría exportar hacia un país que tiene más de 1.300 millones de habitantes? China ofrece extraordinarias oportunidades de crecimiento para el proveedor.

Existen tres formas principales para exportar tus productos hacia el gigante asiático:

1. Distribuir tus productos de forma directa
2. Establecer un joint venture
3. Encontrar un agente calificado o distribuidor con amplias redes de contactos

Antes de exportar tus productos hacia China o elegir un socio chino, es aconsejable hacer un estudio de mercado. Las empresas deben tener en mente los posibles problemas en derechos de exportación, regulación y protección de propiedad intelectual. Si la empresa decide distribuir los productos directamente, debe tener en cuenta los derechos de distribución y comprender los procesos chinos.

Distribuir directamente puede ser complicado y requerir de mucho tiempo, ya que puede que no seas familiar con las prácticas y regulaciones gubernamentales chinas. Por esto, las probabilidades de un fracaso serán más altas.

Establecer un joint venture podría ser una mejor opción. La cooperación con un socio local puede permitirte un acceso más rápido al mercado chino, y con el conocimiento de esa persona y su experiencia del mercado chino, tu posibilidad de éxito será aun mayor, además los productos podrían ser mejor distribuidos. Lograr la ayuda de un socio local te entrega muchas ventajas para penetrar en ese mercado. Un posible problema es que una joint venture generalmente requiere de una gran cantidad de capital y el gobierno chino puede tener controles de los capitales que salen si es que quieres transferirlos a una cuenta en tu país. El gobierno también necesita comprender los potenciales beneficios económicos que puede significar para China, por ejemplo en la creación de nuevas oportunidades de trabajo para la población locas, para dar su aprobación.

Para las pequeñas y medianas empresas, la mejor manera de entrar en China es a través de un buen distribuidor o agente. Estas empresas están en todas las regiones del país y generalmente tienen grandes redes de distribución. Además, como tienen una mejor comprensión del mercado local, pueden entregar asistencia en el desarrollo de estrategias de distribución en China y la región. De esta manera, nuevos productos pueden ser lanzados fácilmente en el mercado y las redes de distribución pueden ser desarrolladas rápidamente sin problemas.

Aparte de todo esto, el paso más importante antes de exportar tus productos hacia China será tener una buena comprensión de las aduanas Chinas, regulaciones y controles hacia los bienes importados. Una estrategia de entrada al mercado es también necesaria para penetrar en el mercado.

Una valoración de las fortalezas de tus productos, debilidades, oportunidades y amenazas puede ayudarte a promocionar y distribuir mejor tus productos. Comprender los ingresos que puedes tener y como hacer el marketing de tus productos es vital para exportarlos hacia China.

Hong Kong

¿Cómo hacer negocios con China, un país tan vasto y complejo?

Conoce el mercado

Hay enormes oportunidades de negocio en China, pero no asumas que los compradores chinos no están viendo otras opciones.

Usa Hong Kong como el punto de entrada a China

Las ventajas más notorias de usar Hong Kong como un punto de entrada a China son:

  • La disponibilidad de infraestructura legal y financiera de confianza
  • Una tarifa plana de impuestos
  • La facilidad para establecer una entidad empresarial
  • Ejecutivos y consultores trilingües (Ingles, Mandarín, Cantones) con experiencia que pueden ser contratados

Aprende sobre la cultura china

Los estilos de negociación chinos pueden ser muy distintos a los tuyos. Entregar correctamente tu tarjeta (con las dos manos) y usar un saludo en mandarín o cantones te ayudara mucho para demostrar y ganar respeto.

Usa una relación existente

Trabaja con una empresa que ya tenga presencia en China. Sin embargo, ten en cuenta que las sociedades internacionales de marketing solo son efectivas en Asia cuando construyes relaciones y trabajas directamente con el personal local de tu socio.

Ve despacio

Las reuniones con socios potenciales en almuerzos o cenas son también ocasiones para reconocer el ritmo más lento de los negocios chinos. Las comidas en China son generalmente más largas que en otros países. Sé paciente y flexible. El tiempo pasado con esas personas es una inversión que paga a futuro.

Se cortes

La cortesía y la discreción son importantes. Ningún chino querría hacer negocios con alguien que no respeta su forma de vivir o de hacer negocios. También debes ser cuidadoso con tus opiniones acerca de la política y el gobierno. Puede que los chinos no quieran compartir contigo lo que realmente piensan acerca de las políticas gubernamentales a menos que sean muy buenos amigos.

Crea deseo hacia tus productos

Construir una presencia en China, grande y rentable, requiere productos de la mejor calidad que las masas puedan pagar. Crear deseo es algo que debes hacer. Debes conocer al consumidor para determinar cuáles productos ofrecerle y adaptarlos a la cultura local.

Hacer negocios con China no es algo sencillo, pero si trabajas duro para satisfacer a los chinos, tus esfuerzos se verán recompensados con la creación de lazos con un importante socio comercial.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Emprendedores Copyright © 2018