Como Estar Siempre Renovandose

De nada sirve crear una empresa y luego mantenerse siempre ahí. Buscar nuevas necesidades, idear otros proyectos, es decir, estar siempre abierto al cambio permitirá mantener su empresa viva.

Una empresa que no está al día con las nuevas tendencias y transformaciones en el mundo está condenada a fracasar; Por ello es necesario reinventarse, investigar el mercado, ver que está pasando, ofrecer productos nuevos. En resumen: estar siempre actualizándose y evitar dormirse en los laureles.

Para ello, se debe fomentar la creatividad y la innovación en la empresa y hacerla ver como un valor que sólo puede traer buenos resultados. Esto no siempre es fácil, ya que muchas veces sus propios miembros le temen al cambio o prefieren invertir en proyectos ya probados cuyos resultados ya se conocen.

Para que esto no ocurra, los especialistas recomiendan aplicar ciertas técnicas básicas en las empresas que fomenten el despertar creativo de sus miembros.

Algunas de estas son:

1. Crear climas propicios de trabajo. Las nuevas ideas surgen en ambientes de trabajo agradables, donde sus miembros piensan de manera positiva, donde todos desean opinar y además se respetan las sugerencias y las críticas. Implica también reconocer los esfuerzos creativos de sus trabajadores y premiar los aportes exitosos para así estimular la creatividad y participación de sus empleados.

2. Asignar el tiempo y los recursos necesarios para innovar. Una empresa que desea innovar deberá destinar el tiempo necesario a sus trabajadores para pensar y generar nuevos proyectos, salir a terreno, investigar, realizar estudios de mercado, etc., pero además contar con los recursos necesarios que posibiliten desarrollar estos proyectos y ponerlos en práctica.

3. Ser capaz de identificar focos de innovación. Un buen innovador es capaz de ver ideas de negocios donde nadie lo espera: en los cambios sociales, en las incongruencias del día a día, en alguna falla o necesidad de su producto o servicio, en los cambios demográficos, etc. Las fuentes de innovación pueden estar en la empresa misma o fuera de ella y sus miembros deben ser capaces de encontrarlas.

4. Estar al día con la nueva tecnología. Las nuevas herramientas tecnológicas  son hoy fuente de innovación, ya que están cambiando las maneras de relacionarse, de comportarse, de comunicarse y de vivir. Cada vez son más los proyectos basados en el uso y complemento de las diversas tecnologías para facilitar la vida del ser humano. A partir de u uso y conocimiento, se pueden generar nuevos proyectos interesantes para su mercado.

5. Interactuar con su clientela. De conversaciones con sus clientes pueden surgir nuevos proyectos. Sepa qué les gusta y qué no, cuáles son sus deseos y aspiraciones, qué opinan sobre su empresa y qué les gustaría mejorar. Luego comparta estas experiencias con su equipo de trabajo para ver soluciones o ideas capaces de encantar a su clientela y transformarse en nuevos proyectos.

6. Priorizar la heterogeneidad en la empresa. Si quiere que su negocio se mantenga vivo, preocúpese de contar con gente diversa, que piense distinto, que se complementen entre sí, es decir, que cada uno aporte con sus ideas. Del conflicto también pueden surgir nuevas ideas. Empresas en las que sus trabajadores piensan y actúan de forma semejante están condenadas a fracasar.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Emprendedores Copyright © 2018