Como dejar de ser gerente y ser un lider

Pregunta a cualquiera y te lo dirá. Existe una diferencia entre gerentes y  líderes.

Pregúntales cual es la diferencia y puede que se les haga más difícil. De pronto las palabras se vuelven amorfas e indefinidas. De alguna manera el liderazgo es un componente intangible, algo carismático que algunas personas tienen y otras simplemente no. Eso es el porqué, de acuerdo al omnipresente “ellos”, un líder es algo raro.

Pero eso no es así.

La diferencia entre ser un gerente y un líder es simple. La gerencia es una carrera. El liderazgo es un llamado.

No necesitas ser alto, hablar muy bien y verte bien para ser un líder exitoso. No tienes que tener ese algo especial para cumplir el papel de liderazgo.

Lo que debes tener son convicciones claramente definidas, y más importante, el coraje para hacer que tus convicciones se manifiesten en la realidad. Solo cuando comprendes tu rol como guía y administrador basándote en tus propias verdades más profundas, puedes pasar de gerente a líder.

Ya sea que el grupo se llame empleados, asociados, compañeros de trabajo, compañeros de equipo o cualquier cosa, lo que están buscando es alguien en quien puedan depositar su confianza. Alguien que ellos saben está trabajando para el bien común, para ellos y para la organización. Están buscando alguien al que no solo puedan, sino que quieran, seguir.

Porque es solo cuando se tiene seguidores, personas que han depositado su confianza en ti, que sabes que has pasado de ser gerente a ser líder. Y la forma en que te das cuenta es que tu organización está trascendiendo todos los logros previos de calidad, productividad, innovación y rentabilidad. Estas operando en tal nivel de eficiencia que estas devolviendo presupuesto a la empresa, y aun así estas logrando tus metas.

Estas logrando lo que siempre soñaste alcanzar. Y no solo eso, sino que en realidad, es más fácil de lo que pensabas.

Porque eres un líder. Porque el modelo clásico de comando y control, el que, contrariamente a la creencia popular aún se aplica en las empresas del siglo 21 más progresistas, ya no es válido. Claro, el control esta ahí. Y claramente estas resolviendo los problemas que aparecen.

Pero no eres tú solo. Tienes las personas en las que has puesto tu confianza, y quienes felizmente se han portado de manera recíproca, para ayudarte en tu éxito organizacional.

Como pasar de ser gerente a ser líder

¿Dónde comenzar? Empieza por descubrir cuales son exactamente tus convicciones. Clarifica y codifica lo que crees. Entonces, da un paso atrás y ve como esas convicciones se están desempeñando en la organización el día de hoy.

No comiences con una evaluación de la organización basándote en los números o tus opiniones acerca de otros. Esto no se trata de ellos. Se trata de ti.

Pregúntate:

  • ¿Que es importante para mí? ¿Cuáles son mis valores, creencias y ética?
  • ¿Cómo estoy demostrando esos valores, creencias y ética todos los días?
  • ¿Está diseñada la organización para soportar mis valores, creencias y ética?
  • ¿Qué puedo hacer para cambiar como me comporto con mi organización inmediata para demostrar mi fe en ella?
  • ¿Qué asistencia adicional necesitan mis empleados para tener éxito? ¿Y cómo puedo asegurar que tienen todo lo que necesitan y más para crear éxito personal y organizacional?

Realmente, pasaras por este proceso no una, sino que muchas, muchas veces. Esto es una realidad periódica para ver cómo te desempeñas en tu propio contexto y, a medida que comienzas a hacer cambios, en el contexto general.

Porque, si bien puedes y debes esperar que tú y tu organización inmediata cambie, no puedes, y no debes, esperar que la organización en general responda o te siga. Este es un viaje personal diseñado para asistirte en ser más, y ayudar a aquellos cuyas vidas tocas para ser más. Da tiempo a la organización. Va a llegar ahí. Es solo que es algo más lento.

¿Qué viene después?

A medida que identificas tus convicciones y comienzas a alinear tus comportamientos con esas convicciones, vas a necesitar tomar medidas para construir una cultura colaborativa basada en la dirección en la que te diriges.

Para hacer eso, busca retroalimentación de tus empleados acerca de lo que necesitas y cuáles son sus sueños para sus trabajos y la organización. Habla con los clientes internos y externos y con los proveedores acerca de sus necesidades. Descubre que más puedes ser y hacer para crear éxito.

Participa en la conversación y en la comunicación. Siéntate. Escucha. Absorbe todo lo que puedas. Busca temas y tendencias. Descubre donde están las posibilidades, las conexiones y desconexiones que puedes afectar.

Se más. Se todas esas cosas que siempre has creído de ti mismo.

Los líderes no nacen ni se hacen. El liderazgo es una opción, una creencia en el compromiso de todo lo bueno y noble en ti.

Sé un líder.

Compartelo




Posts Relacionados


One Response to “Como dejar de ser gerente y ser un lider”

  1. […] Has armado el mejor equipo con los mejores empleados disponibles. Los has motivado para lograr el máximo de rendimiento. ¿Que está faltando? Motivar a un equipo no es útil a menos que entregues dirección. A menos que transformes esa motivación en una meta y líderes al equipo hacia ella. Es la habilidad de dirigir a otros lo que diferencia a un gerente de sus iguales. Recuerda que los líderes se pueden encontrar en todos los niveles de la organización, así que se uno tu también. Como ser un lider y no solo un gerente. […]

Deja un comentario

Los comentarios deben esperar a ser aprobados antes de ser publicados. Espera antes de volver a comentar.