Cinco grandes lecciones de liderazgo

La información va y viene pero los sentimientos quedan

Los datos son importantes. Explicar la logia y razonamiento tras una decisión puede ayudar a crear compromiso. Los gráficos, tablas, resultados, todos son útiles. Y también olvidados rápidamente. Pero haz que un empleado se sienta tonto o avergonzado en frente de sus compañeros y nunca se olvidara. Pasa el doble de tiempo pensando en cómo los empleados se sentirán que en los hechos y la lógica. Corregir un error en los datos es fácil. Superar el daño que causas a la autoestima de un empleado es imposible.

Las mejores ideas no se encuentran en las presentaciones

La educación formal se basa en conferencias, libros, presentaciones, pizarras, en resumen, cualquier tipo de presentación. La educación nos condiciona a asumir que la información valiosa se encuentra en las presentaciones. En el mundo real, mientras más larga y más detallada sea la presentación, menos valiosa es la información. Las grandes ideas pueden ser resumidas en una o dos frases, y a menudo tus empleados son los que tienen esas ideas, no tus compañeros o jefe. Todo lo que tienes que hacer es escuchar. Y a tus empleados les encantará que los escuches, porque lo más probable es que tus compañeros no lo hagan.

La responsabilidad voluntaria mata las buenas ideas

Grandes ideas provienen de tus mejores empleados, y es natural asignar la responsabilidad de llevar a cabo una idea a la persona a la que se le ocurrió. Pero dado que tus empleados ya están trabajando a su máxima capacidad, asignarles la responsabilidad de cada idea que generan rápidamente detendrá el flujo de ideas. A veces los trabajadores estarán felices de aceptar una responsabilidad, otras veces no. La única manera de saberlo es preguntando.

Compartir solo lo positivo es siempre negativo

Imagina que estas comunicando el razonamiento tras una decisión. Compartir solo los aspectos positivos con tu equipo es fácil. Sin embargo los empleados instintivamente buscan lo negativo. Para construir confianza comparte también lo negativo. Habla acerca de las desventajas. Muestra que comprendes lo mejor y lo peor que puede ocurrir. Cuando discutes libremente lo potencialmente negativo, los empleados no solo te respetan más, sino que a menudo trabajan más duro para que eso que es potencialmente negativo no ocurra.

Los datos son precisos, pero tu jefe tiene razón

Eres inteligente. Tienes talento. Eres educado. El análisis de los datos es tu mejor amigo. A veces tus datos te llevaran a conclusiones inevitables, y tu jefe no estará de acuerdo. (Incluso si tienes un negocio propio aun tienes un jefe: tus clientes) ¿Por qué no está de acuerdo tu jefe? A veces las decisiones están basadas en más que análisis, lógica y razonamiento porque las decisiones deben ser llevadas a cabo por personas con muchas habilidades, motivaciones, emociones y agendas. El liderazgo debe ser dirigido por la información, pero ser un buen líder a veces es complicado y contrario al sentido común. Si tu jefe no está de acuerdo contigo, entonces pregunta por qué, pero pregunta para comprender por qué y no solo para defender tu posición. Sabes cosas que tu jefe no sabe, y viceversa. Solo se aprende de la experiencia de otra persona cuando se escucha.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Emprendedores Copyright © 2018